Slingshot Racing Renovando Los Juegos De Carreras

A todos nos agradan las nuevas propuestas, más si son bien logradas como es el caso de Slingshot Racing. Que apuesta por un nuevo juego de carreras en donde su característica principal no es otra sino la de usar un gancho y una cuerda para manejar nuestro vehículo.

Si, así como lo leíste, en Slingshot Racing no existen los botones, no existe una palanca de direcciones o una flecha. No, esta vez nuestro único control será nuestro propio coche y un gancho. Al principio puede resultar confuso, pero a medida que vamos jugando nos vamos acostumbrando tanto al ritmo del juego como a los controles. Las carreras se basan en varios modos de juego, como el clásico versus, donde competimos con otros jugadores por llegar primero a la meta.

También existe otro diferente y que personalmente me encanta, en esta carrera tendremos a nuestra espalda un gran camión-maquina persiguiéndonos y destruyendo cuanto coche tenga a su paso. El objetivo es ser el ultimo- o por lo menos de los tres últimos- en ser aplastado, ya que el camión ira destruyendo a nuestros oponentes. Son de esos niveles donde la adrenalina y el nerviosismo están hasta el tope de nuestro cuerpo. Un punto negativo son los tiempos de carga tanto del menú, que es muy pesado y lento, como a la hora de cargar el escenario.

También al ser un juego de carreras puede ser un poco repetitivo y monótono al jugarlo por grandes ratos. Eso sí, desde que estamos preparados para arrancar disfrutamos de unos gráficos enormemente agradables y unos efectos de luz bien logrados. Acompañado de esto, los efectos sonoros le caen de maravilla, pues estos son uno con el juego y no se sienten forzados como ocurre en otros títulos. Además, cuenta con su apartado multijugador que no es para nada despreciable.

Lamentablemente, se limita a un solo dispositivo en el cual se efectuarán las carreras y los demás jugadores controlan su gancho desde una esquina asignada, con un máximo de cuatro jugadores. Se le puede sacar mucho provecho al multijugador, que nos puede sacar una sonrisa a más de uno. Quizás lo que se echa de menos es un multijugador en línea para los momentos en los que nos encontramos solos pero queremos competir en una carrera con un contrincante humano.

A final de cuentas tenemos la apuesta de Crecent Moon por sacar un juego con un aire diferente que cuente con buenos gráficos y sea entretenido, y lo han conseguido. Aunque pudo haber sido más completo, termina siendo un excelente titulo no solo para los aficionados a los juegos de velocidad, sino para todo público. Nosotros lo recomendamos ampliamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.